picture

Su Salud Oral es Nuestro Objetivo

picture

Por ello le recomendamos:

  • Seguir una alimentación sana, con pocos azúcares refinados.
  • Cepillar diariamente sus dientes con un dentífrico que contenga flúor.
  • Consultar lo antes posible si nota pequeñas úlceras o lesiones en su boca.
  • Revisar periódicamente sus prótesis. Cuando están desajustadas pueden lesionar sus mucosas.
  • Acudir al menos una vez al año a una revisión oral.

Odontología general

Odontología o Estomatología es una rama de las ciencias de la salud que se encarga del diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades del aparato estomatognático (esto incluye los dientes, la encía, la lengua, el paladar, la mucosa oral, las glándulas salivales y otras estructuras anatómicas implicadas, como los labios, amígdalas, orofaringe y la articulación temporomandibular). Buscamos un enfoque integral de la boca para alcanzar y mantener un óptimo estado de salud buco dental.

Odontología preventiva

La odontología preventiva, parte de la odontología, es el estudio o la ciencia que se encarga del estudio y conocimiento del medio bucal y sus implicaciones microbiológicas e inmunológicas en la prevención de enfermedades.

El profesional de la odontología estudiará la posibilidad de aplicar fluoruros. Además, desde la fluorización del agua potable se ha observado un descenso en la incidencia de caries dental. El flúor en dosis profilácticas es inocuo. La pasta dentífrica suele contener alrededor de 1400 ppm (partes por millón) de flúor. Los dentífricos infantiles contienen menos cantidad de este elemento para minimizar los riesgos si es ingerido. Las infusiones de té verde contienen flúor; además, el té verde posee actividad antibacteriana y numerosas propiedades, como su poder antioxidante. Si estas infusiones se toman sin azúcar, especialmente si es un azúcar refinado, se contribuye a mantener una adecuada salud bucodental, aunque el sabor no sea tan apetecible.

El control de la ingesta de determinados alimentos es otro aspecto a tener en cuenta. Es importante lo siguiente:

  • Existen sustancias que poseen un alto potencial cariogénico. Entre ellas están la sacarosa y la glucosa. Estos azúcares están presentes en productos que presumiblemente contienen azúcar como las golosinas, pero también en alimentos envasados o preparados.
  • Productos pegajosos, como chicles con azúcar o caramelos azucarados tipo Sugus, favorecen más el riesgo de caries.
  • Considerar el número de tomas al día, durante cuánto tiempo se realizan y si van acompañadas de otros alimentos. Tomar, por ejemplo, aperitivos como cortezas de trigo o maíz tostado varias veces al día, durante 20 minutos y entre horas puede ser menos aconsejable, desde el punto de vista de la salud dental, que tomar un zumo con azúcar rápidamente junto con unas tostadas con tomate y aceite en el desayuno.
  • Tomar azúcar refinado es menos aconsejable que el azúcar moreno.
  • Lo anterior no sustituye sino que complementa medidas como el cepillado.

Implantes

El implante dental, es un producto sanitario destinado a ser el sustituto artificial de la raíz de un diente perdido. Habitualmente tiene forma roscada y está fabricado con materiales biocompatibles que no producen reacción de rechazo y permiten su unión al hueso. La superficie del implante puede presentar diferentes texturas y recubrimientos, utilizadas habitualmente para aumentar su adhesión al hueso (osteointegración si es de titanio y biointegración si se trata de un material cerámico).

Al reponer los dientes perdidos por medio de implantes se conserva mayor cantidad de hueso alveolar ya que este se reabsorbe al no recibir ningún tipo de estímulo.

El material más empleado para implantes es el titanio por su alta estabilidad química y buenas propiedades de biocompatibilidad. Mecánicamente, su dureza le permite soportar elevadas cargas oclusales producidas durante la masticación, y su módulo elástico es muy parecido al del hueso. Este material, permite la osteointegración del implante.

El implante dental osteointegrado se coloca mediante un procedimiento quirúrgico que se ha popularizado enormemente durante los últimos años debido a su buen pronóstico, funcionalidad y a las crecientes demandas estéticas. El proceso de colocación se resume en las siguientes etapas:

  • La instalación quirúrquica del implante, sustituyendo la raíz natural del diente.
  • La osteointegración, período de cicatrización del implante, fenómeno biofísico que produce la unión a nivel molecular del titanio con la estructura ósea.
  • La confección y colocación de las prótesis dentarias o coronas.

Ortodoncias

La ortodoncia es la ciencia que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas.

El tratamiento de ortodoncia se puede realizar de dos maneras según el tipo de fuerzas que se apliquen, principalmente están:

- La técnica fija mediante aparatología fija que está compuesta de elementos adheridos a los dientes (bandas y brackets) a los que se ancla firmemente unos finos arcos elásticos de aleación metálica (níquel-titanio) mediante un conjunto de ligaduras.

- Los removibles, que permiten ser retirados de la boca por parte del paciente. Ello le permite quitárselos durante la higiene oral y en las comidas. Estos aparatos cuando tratan problemas dentales tienen sus indicaciones específicas que no suplen a la Ortodoncia fija, si bien solucionan algunas maloclusiones sencillas con un coste económico inferior y menos molestias para los pacientes. En cambio suelen ser ampliamente empleados en ortopedia de los maxilares con resultados muy diversos, pero siempre con mayor ámbito que la ortodoncia multibrackets. Se utilizan sobre todo como tratamiento en dentición temporal (temprana o infantil), donde determinados estados patológicos diagnosticados a tiempo pueden llegar a corregirse, hasta tal grado que el tratamiento en la dentición permanente sea muy específico o incluso innecesario.

En muchas ocasiones los pacientes precisan de ambas técnicas para la resolución de su problema.

Anteriormente se pensaba que los tratamientos de ortodoncia eran exclusivamente para los niños; sin embargo, hoy en día se sabe que pueden realizarse a cualquier edad consiguiendo excelentes resultados. También se cree equivocadamente que son tratamientos que tienen como objetivo mejorar solamente la estética, pero realmente los tratamientos de ortodoncia van más allá de eso, ya que consiguen mejorar la función, estética y desde luego la salud.

Periodoncia

La periodoncia es la especialidad médico-quirúrgica de la Odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios periodonto y a los substitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

La Periodontología es la especialidad contemporánea que emerge de la odontología para sustentar el estudio de evidencia científica sobre el estado del periodonto sano y enfermo.

Las principales enfermedades periodontales que afectan a una dentición son la periodontitis y gingivitis.

Hoy en día con el advenimiento de la implantología la periodoncia también es la encargada de la prevención y tratamiento de las enfermedades periimplantares como la periimplantitis.

La enfermedad periodontal se manifiesta como una gingivitis (inflamación y sangrado de la encía sin afectar el hueso) o periodontitis, donde ocurre la destrucción del hueso que soporta el diente. Si no es tratado a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

Un tratamiento periodontal consiste desde la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana, hasta la eliminación de los factores desencadenantes de la misma. (Cálculos dentarios o sarro y bolsas periodontales).

Endodoncia

La endodoncia es aquella parte de la odontología que se ocupa de la etiología, prevención, patología, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de la pulpa dental.

El objetivo principal y tratamiento ideal en endodoncia es, a diferencia de lo que se podría pensar, conservar la pulpa dental ("nervio"). Por lo tanto evitar en lo posible tener que quitar el "nervio" del diente. Esto alargará la vida de nuestros dientes.

Desafortunadamente esto no siempre es posible. Los motivos son varios (caries dental, traumatismos dentales...) y todos ellos son responsables de producir una inflamación irreversible de la pulpa dental.

Los tratamientos de endodoncia más frecuentes son:

  • Tratamiento de conductos (tratamiento de endodoncia)
  • Retratamiento de conductos (tratamiento de reendodoncia)
  • Cirugía endodóntica
  • Hemisección/amputación radicular
  • Reimplante intencional

El objetivo: Conservar nuestros dientes.

Prótesis dental

Una prótesis dental, es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias, restaurando también la relación entre los maxilares, a la vez que devuelve la dimensión vertical, y repone tanto la dentición natural como las estructuras periodontales.

El término dentadura postiza es tal vez el más conocido, en ocasiones usado para generalizar todo tipo de prótesis, no obstante, la utilización de estas palabras es en realidad un error. Existen diversos tipos de prótesis dentales, y cada una de ellas serán las indicadas según las necesidades del paciente. En ocasiones existen más de una solución protésica para una misma boca, en cuyo caso el odontólogo deberá explicar las ventajas e inconvenientes de unas prótesis sobre otras, para que finalmente sea el paciente quien, aconsejado, elija, tal vez por salud, comodidad, eficacia o incluso por precio, pues estos son algunos de los factores a tener en cuenta. Cuando la propia boca es la que limita el tratamiento prostodóntico, el tipo de prótesis a utilizar será el que indique el odontólogo. Las prótesis podrían clasificarse de diversos modos teniendo en cuenta diferentes características de las mismas (tipo de soporte, materiales de confección, tipo de restauración, etc.), no obstante, según algunos factores, los tipos de prótesis se pueden clasificar de este modo:

Removibles

Son aquellas que el paciente puede retirar de la boca y volver a colocar por sí mismo:

  • Prótesis removible de resina
  • Prótesis removible metálica o esquelética

No removibles

Son aquellas que bien por cementado o atornillado, sólo puede colocar y retirar el odontólogo:

  • Prótesis fija

Otros

  • Prótesis mixta: constan de una parte que va fija en la boca y otra que el paciente puede retirar y colocar.
  • Prótesis sobre implantes o implantosoportada: son aquellas que están soportadas por implantes fijos. Pueden estar fijas a los mismos, o ser un dispositivo mixto que pueda retirarse de los implantes con facilidad.

Estética dental

La Estética Dental es la disciplina de la Odontología que se encarga de tratar todas aquellas alteraciones, dismorfias y patologías de la morfología bucodental para lograr un canon de belleza que se ajuste al ideal social de hoy en día.

Técnicas como el blanqueamiento dental, los empastes estéticos o las carillas de porcelana han sufrido una evolución, orientada hacia la estética, para satisfacer las demandas actuales de la población.

CARILLAS

Se trata de finas láminas de porcelana, de aproximadamente 0,3-1 mm. de espesor, que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes. Se unen fuertemente al diente por medio de un adhesivo especial. La unión es tan fuerte que una vez colocadas no se pueden retirar a menos que se rompa la carilla. Se emplean fundamentalmente para enmascarar anomalías del color de los dientes que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional. También se emplean para disimular alteraciones en el tamaño o forma dentarias, confiriendo al diente un aspecto más ideal.

Sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran sensación estética. Prácticamente no hay que reducir el diente para colocarlas. Una vez cementadas, el paciente puede comer con normalidad. Muchas personalidades de la vida pública y medios de comunicación hacen uso de esta técnica para conseguir una sonrisa atractiva.

BLANQUEAMIENTO DENTAL

Los dientes pueden llegar a tener una infinita variedad de gama de colores a causa de diferentes motivos, pero básicamente el color de los dientes viene determinado genéticamente (o sea, nacemos con un color determinado), lo que quiere decir que el color de los dientes es una característica innata como el color de la piel.

Los cambios de color pueden ser por:

  • Causas Intrínsecas (causas dentro de la estructura dental) como:
    1. Pre-eruptivas: manchas por tetraciclinas o fluorosis
    2. Post-eruptivas:
      • De origen traumático, por golpes.
      • Necrosis pulpares, y efectos derivados de materiales de uso endodóntico.
      • Alteraciones dentales como hipoplasia.
      • Por caries.
      • Fracturas dentales
      • Envejecimiento del diente. (A mayor edad de la persona los dientes se ponen más amarillos u opacos)
  • Causas Extrínsecas
    Ejemplo: Taninos de té, café, vino, nicotina, colorantes alimentarios, clorhexidina,etc.

TIPOS DE BLANQUEAMIENTO DENTAL

Empleamos tres métodos para blanquear los dientes que indicados a nuestros pacientes que desean tener los dientes más blancos:

  • Blanqueamiento dental led (con luz fría) en la clínica dental lo que permite tener los dientes más blancos en una sola sesión de 20 minutos.
  • Blanqueamiento dental con férulas en casa es más lento pero permite unos resultados más duraderos.
  • Blanqueamiento dental combinado es el procedimiento de estética dental más exitoso para blanquear los dientes y combina sesiones de 20 minutos en la clínica dental con el blanqueamiento dental en casa y tiene la ventaja de lograr un mejor resultado final persistiendo el resultado blanqueador más estable en el tiempo.

¿CÓMO FUNCIONA?

Utilizamos la tecnología de luz LED junto a un gel blanqueador, el peróxido de hidrógeno que se ha convertido en un método revolucionario para blanquear los dientes de manera rápida, efectiva y segura. El sistema de luz LED activa el peróxido de hidrógeno presente en el gel y acelera el blanqueamiento, así usted obtendrá un blanqueamiento óptimo en menor tiempo.

El efecto blanqueador se produce por acción del gel de peróxido de hidrógeno. Este producto blanqueador cuando entra en contacto con el aire sus moléculas se dividen en agua y radicales libres de perhidroxilos. Estos radicales libres penetran en el esmalte y remueven las moléculas (cromóforos) responsables por la pigmentación de los dientes.

Los productos blanqueadores que se emplean en el blanqueamiento que se realiza en la clínica dental se activan por luz led (luz fría).

Esta activación provoca la liberación de moléculas de H²O² que penetran en los túbulos internos que dan color a los dientes. Este proceso de oxidación que dura aproximadamente 20 minutos en la clínica dental lleva al blanqueamiento de los dientes en una sóla sesión.

Odontopediatría

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños. El odontopediatra será, por tanto, el encargado de explorar y tratar al paciente. También se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al ortodoncista, especialista en ortodoncia, y de hacer un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo. El tratamiento restaurador principalmente se compone de tratar los traumatismos, usar selladores, que consiste en obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries, y en tratar las caries producidas y sus consecuencias.

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor el diente permanente.